Depiladoras IPL Remington

catálogo depiladoras RemingtonSi te has cansado de jaloneos y tirones a la hora de depilarte, te tengo una buena noticia, y es que han llegado al mercado las nuevas e innovadoras depiladoras de luz pulsada Remington. Estas te permiten hacer a un lado esos dolorosos, incomodos y costosos procesos de depilación que ahora serán paste del pasado.

Los métodos de depilación láser y los de depilación con luz pulsada o fotodepilación, se han convertido, en los últimos años, en los más populares entre hombres y mujeres de todo el mundo al momento de deshacerse de esos poco estéticos vellos corporales. Ya que resultan menos dolorosas que las ya anticuadas depilaciones con cera caliente y mucho más duraderos que usar la famosa afeitadora o rasuradora.

Debido a la existencia de esta creciente demanda, la marca Remington ha decidido poner al alcance de tus manos una gama de depiladoras de luz pulsadas de las que puedes hacer uso fácil y cómodamente en la comodidad de tu hogar. De esta manera, podrás reducir considerablemente la cantidad de dinero que gastas en depilaciones en centros estéticos y de belleza.

¿Cómo usar las depiladoras IPL Remington?

Usar las depiladoras de luz pulsada Remington resulta muy sencillo. Una vez encendido el aparato, encontrarás que está bloqueado. Esto se debe a que debes confirmar que la piel que vayas a depilar se encuentra dentro de los parámetros adecuados para realizar este tipo de depilación. Para desbloquearlo deberás pasar la piel a depilar por el sensor de melanina con el que cuenta el mismo. Una vez que se ha verificado que la piel es apta para el proceso, el aparato se desbloqueará automáticamente, permitiéndote, de esta manera, pasar al siguiente paso.

Notarás que el dispositivo se ha desbloqueado al ver que una de las luces situadas en la parte superior del mismo comienza a titilar con un color naranja y las otras tres permanecen estáticas y en color verde. Una de estas luces confirma que la piel ha sido verificada y es apta para el procedimiento, la otra te señala el estado en el que se encuentra el láser y la tercera indica la potencia en la que esta graduado el láser. Esta potencia la podemos regular a conveniencia y esta dependerá del tipo de piel que se va a depilar.

Si es la primera vez que haces uso de este tipo de depilación, lo más recomendable es que mantengas la potencia al mínimo y la vayas graduando según veas los resultados. Una vez que has regulado la potencia tu depiladora, estarás lista para empezar con la depilación.

Previo a la depilación, debes eliminar el vello de la zona con una afeitadora y asegurarte de que esta se encuentre totalmente limpia y sin residuos de ningún producto, como jabón o cremas corporales.

Ya con esto verificado, tomas el dispositivo y lo colocas en la piel de manera vertical, Asegúrate de que la parte de la lámpara sea la que toque la piel. El dispositivo, entonces, te indicará que está lista para actuar con una pequeña alarma o “bip”, en este momento deberás presionar el botón en la parte superior de este para activar el láser.              Esta operación la repetirás moviendo el aparato por la zona a depilar y sin repetir la zona por la que ya hayas pasado, ya que esto puede llegar a irritar la piel innecesariamente.

La depiladora de pulsación Remington cuenta con dos modos de empleo: el manual, que te permite total control de la depilación al tener que presionar el disparador cada vez que vayamos a utilizar el láser; y el modo automático, donde el disparador se activará automáticamente cada 2 segundos. El modo manual es muy útil en zonas pequeñas, mientras que el automático es más recomendable para las regiones más extensas.

Mejor depiladora IPL Remington

La depiladora Remington i-Light Pro Plus ha sido elegida por los conocedores en la materia como la mejor depiladora IPL del mercado. Ya que esta, a diferencia de otras depiladoras de luz pulsada existentes, no se dirige a la melanina, sino que viaja a través del folículo capilar hasta la raíz del vello. De esta manera, evita la irritación de la piel depilada.

La Remington i-Light Pro Plus puede ser muy parecida en apariencia a la Remington IPL6000USA pero, en realidad, cuentan con diferencias claves en cuanto a la duración de la depilación.

Por un lado, la Remington IPL6000USA ofrece un periodo de 6 meses libres de vellos en el área del bikini. Mientras que la Remington i-Light Pro Plus tiene la osadía de afirmar la reducción en más de un 94% del vello de manera permanente. Lo cierto es que no existen muchos productos que se atrevan a afirmar tal cosa.

La depiladora Remington cuenta con tecnología pro-pulso patentada y aprobada por la FDA, esta tecnología hace uso de la energía luminosa para hacer la desactivación del folículo piloso. Además, es completamente segura para ser usada desde la comodidad de nuestros hogares y sin tener que declararnos en banca rota después de nuestra depilación.

Una de las ventajas de este dispositivo es su cabeza rectangular de 2 cm2, una de las más grandes a disposición en el mercado. Esta nos permite la depilación de una pulgada cuadrada de piel con tan solo 4 destellos. Aunado a esto, no genera quemaduras y no es necesario el uso de cremas o gel adicionales en su uso.

Otra gran ventaja de esta depiladora, es que no requiere carga ya que se puede usar directamente arriba de la caja.

Ventajas de las depiladoras Remington frente a las de otras marcas

Una de las mayores ventajas con las que cuentas las depiladoras Remington, frente a otras marcas, es su cualidad Polivalente, ya que estas pueden usarse en 5 tipos de piel diferentes, haciendo uso de si tecnología i-light para ajustarse a estas sin problemas o complicación alguna.

Otra ventaja que hace sobresalir a las depiladoras Remington es el tamaño y forma de su cabeza. Esta cuenta con una forma rectangular que te ayudará a acceder a esos lugares un poco incómodos y sus 2cm2 te permitirán tratar zonas más extensas en menor tiempo.

Además, el uso de esta depiladora no requiere aplicar ningún otro producto o gel para su correcto desempeño, lo que es muy ventajoso si lo que buscas es ahorrar un poco de dinero a la hora de realizar este procedimiento cosmético.